São Paulo Participa en Un Proyecto Internacional de Un Megatelescopio

Hola lector!

A continuación se muestra un artículo publicado ayer (14/08) em website en español de la "Agencia FAPESP”, señalando que el Estado de São Paulo participa en un proyecto internacional de un Megatelescopio.

Duda Falcão

Artículos

São Paulo Participa en Un Proyecto
Internacional de Un Megatelescopio

Por Diego Freire
14/08/2014

(Foto: GMT)
La FAPESP anuncia el ingreso al
consorcio internacional del Giant
Magellan Telescope, con una
inversión de 40 millones de dólares.
Agência FAPESP – Uno de los principales telescopios del mundo contará con la participación de científicos del estado de São Paulo en sus operaciones, como resultado de la participación de la FAPESP en el consorcio internacional del Giant Magellan Telescope (GMT), que comenzará a construirse en 2015 en los Andes chilenos.

El GMT, que estará funcionando a pleno en 2021, ampliará alrededor de 30 veces el volumen de información a la que se puede acceder con los telescopios que actualmente se encuentran en operación.

La FAPESP invertirá 40 millones de dólares en dicho proyecto, lo que equivale a alrededor del 4% del costo total estimado. Tal inversión le asegurará el 4% del tiempo de operación del GMT para la realización de trabajos de científicos de São Paulo, además de un escaño en el consejo del consorcio.

De acuerdo con Hernan Chaimovich, miembro de la Coordinación Adjunta de Programas Especiales y coordinador de los Centros de Investigación, Innovación y Difusión de la FAPESP, se encuentran en marcha negociaciones con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) para la cofinanciación y la extensión de la participación a instituciones de todo Brasil.

“Existe un interés genuino de ambas partes para que investigadores de todos los estados brasileños puedan usufructuar el telescopio y beneficiarse con las posibilidades de investigación que se abren”, dijo Chaimovich.

Fueron casi tres años de análisis desde la solicitud inicial para la participación de la FAPESP en el consorcio, efectivizada por investigadores de la Universidad de São Paulo (USP) en octubre de 2011. En julio de 2012, la propuesta pasó por el análisis de asesores internacionales, y los dictámenes, que fueron todos positivos, llegaron en enero de 2013.

En noviembre del mismo año, como parte de las evaluaciones de la propuesta, la FAPESP organizó un workshop científico sobre el proyecto en la sede de la Fundación. “El objetivo consistió en auscultar el interés y el potencial de la comunidad científica paulista en el área”, explicó Chaimovich.

Participaron en dicho evento directores y científicos del GMT, astrónomos del estado de São Paulo y científicos y gestores del Laboratorio Nacional de Astrofísica del Observatorio Nacional, de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), entre otros.

También se realizó un workshop con representantes de industrias interesadas en tomar parte en el proyecto. “Brasil cuenta con grandes empresas, capaces de operar en distintos sectores del proceso: desde la producción de piezas mecánicas para el telescopio hasta la construcción civil”, dijo Chaimovich.

En junio de 2014, la Coordinación Adjunta de Programas Especiales de la FAPESP emitió un dictamen favorable y el Consejo Técnico Administrativo (CTA) de la Fundación aprobó el financiamiento, así como la continuidad del diálogo con el MCTI para la obtención de una cofinanciación. También se está gestionando con la USP el establecimiento de un Centro de Gestión de Grandes Proyectos de Astronomía en la universidad.

Nuevos Horizontes

Para el astrofísico João Evangelista Steiner, docente del Instituto de Astronomía, Geofísica y Ciencias Atmosféricas (IAG) de la USP, el GMT abrirá nuevas fronteras en casi todas las áreas de la astronomía contemporánea.

“Con esta medida, la FAPESP se garantiza que la comunidad astronómica brasileña se ubicará a la vanguardia durante décadas, con grandes oportunidades de descubrimientos científicos y atrayendo a nuevos talentos y también llevando innovación a nuestra industria mediante la concreción de asociaciones internacionales. Se trata de un salto cuantitativo y cualitativo que consolidará la posición del país como participante pleno en la astronomía mundial”, declaró a Agência FAPESP.

De acuerdo con Steiner, el trabajo se llevará a cabo en los moldes de la participación brasileña en otros grandes proyectos del área, también financiados por la FAPESP: el Gemini, en operación desde 2004 con dos telescopios “gemelos”, uno en los Andes chilenos y otro en Hawái; y el Southern Observatory for Astrophysical Research (Soar), que opera en los Andes desde 2005.

“Brasil llevará al GMT las experiencias y los conocimientos acumulados en el Gemini y en el Soar, que fueron de suma importancia para que se emitieran los dictámenes positivos a cargo de la comunidad científica internacional en las evaluaciones que organizó la FAPESP con relación al proyecto”, dijo Steiner.

El acceso a un telescopio de las proporciones do GMT será decisivo en la formación de la comunidad académica brasileña, según Steiner. “La participación en investigaciones en realizadas instalaciones de categoría mundial será esencial para atraer a los estudiantes y para mantener la calidad de la investigación científica del área en el más alto nivel”, dijo.

Para el investigador, el ambiente atraviesa una transformación. “Antes de que Brasil ingresase en el Gemini y en Soar, los programas de posgrado en astronomía no eran demasiado atractivos. Pero ahora, con la perspectiva de tener acceso a esas instalaciones internacionales, el interés de los alumnos ha aumentado, tanto en cantidad como en calidad. Los jóvenes en general anhelan desafíos. La posibilidad de actuar con un telescopio de 25 metros de diámetro como el GMT ofrece con seguridad un futuro que constituye un reto”, dijo.

Brasil cuenta con 19 programas de posgrado en astronomía, y seis de ellos se encuentran en el estado de São Paulo.

El Megatelescopio

El GMT se instalará en el Observatorio Las Campanas, en la región de Atacama, en la Cordillera de los Andes, cerca de la ciudad chilena de Vallenar, en una ubicación privilegiada para la realización de observaciones astronómicas, debido a la altura de más de 2.500 metros, a la oscuridad del cielo del hemisferio Sur y al clima seco.

Los equipamientos les permitirán a los astrónomos estudiar la formación de estrellas y galaxias inmediatamente después del Big Bang, medir la masa de agujeros negros y mapear el ambiente situado alrededor de los mismos. Con el GMT será posible descubrir y caracterizar planetas que orbiten en torno de otras estrellas, con la posibilidad de detectar exoplanetas similares a la Tierra e investigar la naturaleza de la materia y de la energía oscura.

“Si bien el descubrimiento de nuevos exoplanetas está creciendo exponencialmente, cuestiones relevantes acerca de cómo están formados los sistemas planetarios y sobre su estabilidad requieren un gran abertura y una alta resolución espacial. Los estudios en el GMT podrán mostrar si los planetas gaseosos se forman de la misma manera que el nuestro, por ejemplo”, estima Steiner.

El GMT empleará siete de los mayores espejos ópticos construidos hasta ahora para formar un mismo telescopio de 25,4 metros de diámetro. Láseres potentes se usarán para medir y corregir distorsiones inducidas por la atmósfera de la Tierra, produciendo imágenes de objetos celestes distantes con una claridad sin precedentes.

El área recolectora de fotones será cien veces mayor que la del telescopio espacial Hubble, y la nitidez de las imágenes en el infrarrojo será diez veces mejor.

Más de un centenar de ingenieros y científicos de las oficinas del GMT –con sede en Pasadena, California (Estados Unidos) y en las instituciones asociadas– participan en el desarrollo del proyecto. El primer espejo óptico, de 8,4 metros, se concluyó en el Steward Observatory Mirror Lab de la University of Arizona. Otros dos están siendo lijados y pulidos, y el vidrio del cuarto espejo será derretido en el horno del laboratorio en marzo de 2015.

También son socias en el proyecto las instituciones Astronomy Australia Limited, Australian National University, Carnegie Institution for Science, Harvard University, Korea Astronomy and Space Science Institute, Smithsonian Institution, Texas A&M University, University of Chicago, University of Texas at Austin y, con el ingreso de la FAPESP al consorcio, la USP.

Además del GMT, existen otros dos proyectos internacionales de telescopios gigantes en desarrollo: el European Extremely Large Telescope (E-ELT), coordinado por el Observatorio Europeo del Sur (ESO), y el Thirty Meter Telescope (TMT), administrado por el California Institute of Technology y por la University of California. La participación de Brasil en el E-ELT, aprobada por el MCTI en 2010, aguarda la aprobación del Congreso Nacional.

Más información sobre el GMT en: www.gmto.org.


Fuente: Sitio web de la Agencia FAPESP

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Da Sala de Aula para o Espaço

Top 5 - Principais Satélites Brasileiros

Por Que a Sétima Economia do Mundo Ainda é Retardatária na Corrida Espacial