Brasil Tendrá que Trabajar para Aumentar Recursos del PEB

Hola lector!

Sigue abajo uma materia publicada en español hoy (16/06) en el website “www.infoespacial.com” destacando que segundo lo que dije el presidente de la Agencia Espacial Brasileña (AEB), Marco Antônio Raupp, en debate en la Cámara de los Diputados em Brasília, el Brasil tendrá que trabajar para aumentar los recursos del Programa Espacial Brasileño (PEB).

Duda Falcão

Noticias

Debate en la Cámara de Diputados

Marco Antonio Raupp, Director de la AEB:
“Tenemos que Trabajar para Aumentar los
Recursos del Programa Espacial Brasileño”

16/06/2011

(infoespacial.com) Brasilia.- El director de la Agencia Espacial Brasileña (AEB), Marco Antonio Raupp, ha afirmado que el Programa Espacial Brasileño (PEB) tiene que cambiar para “satisfacer las demandas específicas del gobierno y permitir que la industria y las universidades tengan una participación mayor, con un presupuesto que esté a su altura”. Estas declaraciones se produjeron esta semana durante el Debate de la Cámara de Diputados de Brasil, promovido por el Comité de Ciencia y Tecnología, cuyo objetivo principal fue “mostrar las acciones y proyectos que producen las instituciones del espacio”, según un comunicado emitido ayer por la AEB.

Durante su ponencia, el congresista, Charlie Adams, presidente del Debate, aseguró que “los parlamentarios deben actuar en la reformulación del Plan Plurianual (PPA), con el objetivo de ayudar al desarrollo del PEB”, y coincidió con Raupp en la “necesidad de trabajar para aumentar el volumen de recursos”, para lograr que el Programa no sufra “discontinuidad”.

Asimismo, el director del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), Gilberto Cámara, declaró que los presupuestos son “insuficientes” y son la causa de “retrasos en proyectos y acciones”.

El máximo representante del INPE mostró un gráfico sobre los recursos asignados al PEB desde 1980, que puso de manifiesto las bajas aportaciones hasta 2003, año en el que se produjo un “retorno de la inversión”, con el gobierno de Lula. “La cantidad, sin embargo, sigue siendo insuficiente”, resaltó. Actualmente, Brasil invierte una media de 200 millones de dólares anuales en Espacio, mientras que países como India, China o Rusia invierten, por lo menos, cuatro veces más (ver noticia).

Mano de Obra Insuficiente

Durante el debate también se comentaron otros temas, como la falta de mano de obra cualificada, la sustitución de trabajadores que van a jubilarse o la necesidad de modificar el programa espacial para convertirse, de hecho, en un programa estatal. “Es importante que este debate ocurra en la Cámara. Ya tenemos una buena evaluación nacional, incluyendo las publicaciones sobre el tema. Ahora esperamos contar con el apoyo extendido en relación con el PPA”, agregó Raupp.

Raupp explicó que Brasil cuenta actualmente con una plantilla de aproximadamente 3.000 empleados, mientras que en la India, Europa o Estados Unidos tienen, respectivamente, 16.000, 28.000 y 70.000 profesionales en materia espacial.

Según el presidente del Sindicato de Servicios Públicos Federales en el Área de Ciencia y Tecnología (SindCT), Fernando Moraes, “la situación puede empeorar aún más”. “Los salarios poco atractivos, la falta de licitaciones públicas, la interrupción de las acciones que generen motivación y la baja autoestima de los profesionales y son las causas de este déficit", manifestó Moraes.

Además explicó que, si no se cambia nada, el PEB está en riesgo, la que la mitad de los que actualmente trabajan están a punto de jubilarse. En este sentido, el director general del Departamento de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (DCTA), Ailton Pohlmann, avanzó que en 2020 todos los profesionales que trabajan hoy en el PEB estarán fuera del mismo.

Brasil está programando nuevas reuniones para debatir el tema, en el marco de las cuales los parlamentarios visitarán instituciones que desarrollan actividades espaciales.

Un Problema de “Aprendizaje”

Por su parte, el coordinador de Gestión Tecnológica del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), Marco Antonio Chamon, aseguró que “la adaptación de la industria nacional a los patrones espaciales es más lenta de lo que inicialmente imaginábamos. Hay una curva de aprendizaje que no se puede acelerar más de una velocidad determinada, con independencia de la cantidad de personas o el dinero que se invierta”. Y añadió: “Aprender a hacer la tecnología es más complicado”.

Brasil todavía no ha lanzado su satélite de observación Amazonas-1 (en la imagen), inicialmente previsto para abril de 2011. Este retraso, según Chamon, se debe a la falta de dominio tecnológico. El satélite es totalmente brasileño y está siendo desarrollado por 15 empresas nacionales.

Según Chamon, la principal dificultad está en los componentes electrónicos. "En todas partes mecánicas ya tenemos más seguridad". Algunas partes producidas no resisten las cámaras que simulan la variación de temperatura, vacío y el impacto. " Se trata de un problema de aprendizaje”, aseguró el experto.

Falta de Compromiso

Otros expertos, según Inovacaotecnologica.com, comentan que lo que falla es el compromiso. En este sentido, la consultora legislativa para la ciencia y la tecnología de la Cámara de los Diputados, Isabel Veloso, afirmó que la industria espacial nacional tiene dificultades para desarrollarse por "falta de continuidad" del Programa Espacial. "No hay flujo de compra. Faltan recursos y compromiso en cuanto al cumplimiento de los objetivos”, apuntó.

En su opinión, el mal desempeño del Programa deja al país "a merced de las grandes potencias" y "totalmente dependiente" de satélites para vigilar la ocupación de tierras y la tala de bosques, monitorear fronteras, proporcionar pronósticos meteorológicos y prevención de desastres (como inundaciones y sequías), descubrir riquezas minerales y satisfacer las demandas de las telecomunicaciones, tales como la expansión de la banda ancha.

Para el director de Orbital Engenharia Ltda, Celio Costa Vaz, el programa espacial "está en una espiral descendente”. “Las empresas brasileñas apenas pueden sobrevivir sólo como proveedores del programa espacial y encuentran dificultades a la hora de cualificarse y competir en el mercado internacional", indicó.

Orbital acaba de entregar a INPE el modelo de vuelo del generador solar para el satélite CBERS- 3, que Brasil desarrolla con China, y tiene previsto lanzar en septiembre de 2012 – interrumpiendo así un “apagón” de satélites propios desde abril del año pasado, cuando terminó la vida útil de CBERS-2B.

Según el empresario, la industria espacial brasileña “requiere un volumen mayor y más regularidad en los contratos realizados para proyectos operacionales”.

Además del satélite nacional Amazonas-1, hay retrasos e incertidumbres en el Programa Internacional para la Medición de Precipitaciones (en asociación con Estados Unidos), en el Satélite de Sensores Remotos con Imagen Radar (Mapsar, en colaboración con Alemania), y en el satélite Lattes (para experimentos científicos).

Por ahora, se espera que Brasil lance en los próximos años, el Amazonas-1 (en 2013) y los dos satélites con China CBERS 3 y 4 (previstos para 2012 y 2014, respectivamente). Tras estos lanzamientos, el futuro es mucho más incierto, ya que la continuidad de los proyectos es una cuestión abierta. Estas y otras misiones ya anunciadas (incluidas las asociaciones con los Estados Unidos y Alemania) dependerán del presupuesto que se establezca en julio para los próximos años.


Fuente: Website www.infoespacial.com

Comentario: Para quien conoce la historia del “Programa Espacial Brasileño” sabe que este retraso tecnológico es fruto de la falta de apoyo político de gobiernos subseqüentes, algunos de los cuales que llegaron las raias de la irresponsabilidade (como en el caso del gobierno Fernando Henrique) y también como fue sabiamente colocado por la consultora legislativa del área de ciencia y tecnología de la Cámara, Elizabeth Veloso, la industria espacial nacional tiene dificultad de desarrollarse por “falta de continuidad”. Nunca en ese país en ningún momento de nuestra historia el programa espacial fue visto por la clase política como estratégico, teniendo suyo mejor momento durante los gobiernos militares y un pequeño momento de desarrollo durante el gobierno de José Sarney. La ignorancia, la incompetencia, la mala gana, la falta de actitud, decisiones políticas desastrosas y tantos otros problemas llevaron el desarrollo tecnológico espacial del país a esta situación 50 años después de la creación del programa. Una vergüenza, un resultado bien abajo de cualquier expectativa que los pioneros del PEB pudieran prever 50 años atrás (incluso el objetivo de la época siendo inicialmente milite). Lector, son 50 años, no son 5 días. El satélite Amazônia-1 es motivo de chacota por el récord mundial de desarrollo, son 30 años de aplazamientos, cambio de nombre (era SSR-1), de concepción (fuera los embargos tecnológicos), por culpa de esa d...loides que militan en Brasilia. Tengo 47 años de edad, acompaño el PEB desde los míos 7 años, y desde entonces solo tengo oído promesas, y promesas y promesas, donde la única cosa que cambia es la cara de quien se compromete, pero la actitud es la misma, o mejor ninguna. Rectificando lo que fue escrito por el autor de la materia informo que el nombre correcto del satélite es Amazônia-1 y no Amazonas-1

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Da Sala de Aula para o Espaço

Top 5 - Principais Satélites Brasileiros

Por Que a Sétima Economia do Mundo Ainda é Retardatária na Corrida Espacial